La Fundació Joan Miró

Espacio de conocimiento y difusión de la obra de Miró y de la creación actual

© Fundació Joan Miró

Los orígenes de la Fundació se vinculan a la primera gran exposición de Miró en Barcelona, en 1968, momento en el que el panorama artístico de la ciudad respecto al arte contemporáneo era más bien escaso. En tal contexto, Joan Miró y otras personalidades del ámbito cultural -Joan Prats, el fotógrafo Joaquim Gomis, el notario Raimon Noguera y el arquitecto Josep Lluís Sert- consideraron que Barcelona debía disponer de un centro de referencia de la obra de Miró que promoviera, asimismo, y según el planteamiento del propio artista, el conocimiento y la difusión del arte actual. La Fundació abrió al público el 10 de junio de 1975, y desde entonces se ha convertido en un espacio dinámico en el que el arte de Joan Miró convive con la creación artística más contemporánea.