Accesibilidad

Hoy en día, hablar de accesibilidad no es solamente hablar de eliminar barreras arquitectónicas sino de sensibilizar a todos de que el arte y la cultura pueden experimentarse con todos los sentidos. La cultura es un derecho fundamental de las personas y los museos tienen la responsabilidad de facilitar su acceso. La Fundació Joan Miró trabaja para que todos los visitantes puedan participar de la experiencia artística. Por ese motivo dispone de:

  • espacios de consulta accesible equipados con lupas para personas con baja visión;
  • visitas comentadas para personas con discapacidad visual;
  • visitas a las exposiciones y espectáculos infantiles con servicio de traducción- interpretación de la lengua de signos;
  • bucle magnético en los puntos de información, el auditorio y las audioguías.

Además, los espacios del museo son accesibles con silla de ruedas y disponemos de una plaza pública de aparcamiento reservada a personas con movilidad reducida. También se puede llegar a la Fundació en transporte público accesible (autobús i funicular).